Deportivo Del Lunes
www.ddldeportivo.com.ar
viernes 23 de junio de 2017 - Edición Nº277

Paraná-da justo

19 mar - En su primer enfrentamiento de la historia, en tierra platense Patronato cayó 1 a 0 con Estudiantes. Al menos los de Forestello merecieron el empate.

Sin dudas que este histórico equipo de Patronato no ha llegado a su techo. Y digo histórico porque hay una base que viene jugando desde el Torneo Argentino como Bértoli en el arco y tres de la línea de cuatro como Geminiani, Andrade y Márquez, ya que Verá se sumó en la B Nacional.

En el medio su juego es criterioso y en el Estadio "Ciudad de La Plata" (mal llamado Único), ante un Pincha que debía ganar como sea porque hacía tiempo no lo hacía, supo imponerse. Y allí Damián Arce fue de lo mejor.

Le faltó un poco de profundidad y saber aprovechar su momento al equipo de Forestello. En la etapa inicial el dueño de casa salió a quemar las naves, y Patronato aguantó contra las cuerdas, sobre todo en los primeros minutos. Después se pudo acomodar y respirar un poco.

Desde ya el resultado no es justo, los rojinegros merecieron, al menos, volverse con un punto a Paraná. Pero lo importante, es la actitud del equipo, que sale a jugar de la misma manera donde sea, le juega de igual a igual a cualquiera. No se mete atrás, sino que muestra sus credenciales y pisa firme. Después, obvio, podés ganar, empatar o perder.

El gol Pincha fue una jugada clásica de la historia del León. De laboratorio. Pelota parada, movimientos en el área y cabezazo. El Chavo Desabato ganó arriba y la pelota entró contra el poste izquierdo de Bértoli.

Típica "Ley de Murphy", cuando te cobran una falta que no es, termina en gol. Y eso pasó, ya que el centro para el gol de Desabato llegó por una infracción inexistente que cobró el juez. A propósito de los árbitros, muchos siguen inclinando la cancha contra los equipos del Interior, algo que parece que nunca cambia.

Fue un tiempo para cada uno. En el primero, Estudiantes aprovecho una y sacó ventaja; en el complemento se paró claramente de contra, le cedió la pelota y el campo al Patrón que dominó, pero no pudo romper el cero.

La derrota duele, obvio, pero también se aprenden de ellas. Patronato no se achicó después del gol local y fue por el empate. Eso es crecimiento. Hace sólo un año que juega en Primera.

Como quedó dicho, faltó profundidad. Tuvo la ausencia de Telechea (por expulsión) y Graciani (por una cláusula no podía jugar), pero la imagen que dejó es la de un equipo que sale de Paraná y juega sin miedo, de igual a igual.

Por eso el próximo fin de semana el hincha deberá ir al Grella a apoyar más que nunca al equipo, ya que recibirá nada menos que a Newell's, que viene de ganar y jugar bien con Vélez. Pero más que nada, debe quedarse tranquilo el hincha del Patrón porque el equipo deja todo.

Para ese partido Forestello no podrá contar con los volantes Lemos y Bertocchi, quienes llegaron a la quinta amarilla y en consecuencia deberán cumplir con una fecha de suspensión.

No contaban con su astucia

El inicio del partido lo encontraba a Estudiantes con la posesión de la pelota pero sin poder llegar claramente al arco rival. La mitad de la cancha se transitaba con más pierna fuerte que juego.

Hubo que esperar hasta los 12' de la parte inicial para ver la primera jugada de peligro por parte del visitante. Tras una gambeta en la medialuna del área Arce remataba y la pelota se iba apenas desviada del palo derecho de Andújar.

Pasando el segundo cuarto de hora de la primera etapa Estudiantes iba a avisar por segunda vez. En una jugada individual Viatri remataba de media chilena en una jugada que el delantero sacó de la galera. Aún sin puntería en el toque final el local ya mostraba la antesala de lo que iba a ser el primer grito de la tarde.

Llegabamos al minuto 36 cuando tras una falta dudosa Estudiantes iba a tener un tiro libre sobre la izquierda. De allí llegaría el centro que Leandro Desábato, cuándo no, iba a conectar de cabeza para el delirio de la gente pincha.

En la última del primer tiempo Otero dentro del área chica se lo iba a perder de cabeza, sólo. El colombiano, que no andaba fino, la mandaba por arriba del travesaño.

El segundo tiempo iba a empezar con un mano a mano perdido por el colombiano Otero, que tardó tanto en definir que tras la urgencia del defensor terminó definiendo al cuerpo de Bértoli.

Desde esa situación todo fue de Patronato. Recién en el minuto 19 Estudiantes iba a llegar en doble situación. Primero Sánchez y después Otero probarían desde afuera del área, ambas desviadas. Pocas ideas pero al menos era algo en mucho tiempo para el Pincha.

A los 32' de la parte complementaria el Pincha se acercaba al área rival sin suerte. Fue sobre el final que un gol mal anulado a Javier Toledo iba a dejar a la gente del Pincha con el grito atragantado y con el 1 a 0 como tanteador final de un partido que no supo de merecimientos.

Patronato

Colabora:
Walter Episcopo

Ver más notas de Patronato

Dejá tu comentario

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias